viernes, 27 de octubre de 2017

sábado, 14 de octubre de 2017

Escritores Diplomáticos del Arte Cultural (E.D.A.C) El poder de nuestras palabras es tan determinante que si decimos “no puedo” así será. Inconscientemente bloqueamos nuestros deseos o aspiraciones de salud y bienestar. Los versículos bíblicos aseguran estos conceptos con total propiedad, destacando que nos pueden dar vida o muerte. Actualmente hay evidencias científicas que el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias sin cortar y reemplazar los genes individuales. El ADN son ácidos nucleicos muy sensibles a estimulaciones tónicas del espíritu, razón por la cual nuestras palabras pueden influenciar en nuestro código genético, pues tanto el sentimiento, el pensamiento como las palabras son expresiones espirituales; he acá nuestro cuerpo espiritual que nos identifica con Dios. En función de estas cogniciones humanas, donde las vibraciones cuánticas de las palabras poseen influencias subjetivas y objetivas que pueden dar vida o muerte al ser, encontramos prueba de ello en el mayor porcentual (90%) de escritores suicidas en el mundo. Cuando investigamos a estos autores, descubrimos que sus vidas estaban sustanciadas de pesimismo, negativismo, carentes de esperanzas y fe, casi todos estaban afectados desde la infancia. Cuando investigamos sus obras también estaban tóxicamente influenciadas de pesimismo, la mayoría oraban o alababan expresiones con influencias malignas. En razón de estas cogniciones creamos CON.L.E.A.M (Confederación Latinoamericana de Escritores, Artistas y Poetas del Mundo) y el SI.D.E.O.N.IN (Sistema de Educación y Orientación Emocional Online Internacional), departamento que condecora, premia con el título de DIPLOMÁTICO DEL ARTE CULTURAL al colega que cognitivamente fomenta las expresiones DEL ARTE POSITIVO en palabras y expresiones diversas en beneficio de la vida, la diversidad biológica, la literatura positiva y especialmente el ideal de la Paz. El autor del arte con estos nobles propósitos, desarrolla una forma de POSITERAPIA en beneficio del bienestar, inculcando las buenas actitudes, cualidades, y modalidades para crear conciencia a nivel mundial mediante los organismos y establecimientos de educación primarias del mundo. El título que reciben nuestros colegas, los adquiere luego de sumar 1350 “créditos culturales” como mínimo, valorización y puntaje otorgados por obras y acciones en favor de la vida y el bien común, enunciados en estas vocalizaciones. -

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Contratapa y tapa de mi libro N° 42. En este libro damos una respuesta científica a la tendencia suicida del Artista, Poeta y Escritor. (Fotografía muelle de Viña del mar. Chile)
¿Porque aquellos poetas y escritores se suicidaron? Simplemente porque generaron emociones negativas, el 90% de los escritores del mundo, no conocen la responsabilidad que implica ser escritor, porque si hubiera conciencia no habría tantos escritores suicidas en el mundo. Aun teniendo una infancia desagradable, podemos corregir nuestro ánimo orando, alabando enalteciendo la vida, la bondad, la alegría, el bienestar, la paz. Perdonándose, perdonando y agradeciendo continuamente.
Según una publicación citada por Danah Zohar y Ian Marshall en “Inteligencia Espiritual” página 105, nos confirma “usando fuentes fidedignas que incluían informaciones clínicas y testimonios de primera y segunda mano”, que existe en el mundo un porcentual de 90% de escritores suicidas, el mayor, entre científicos (42,2%), compositores (61,6%), estadistas (63%), Intelectuales (74%) y Artistas (75%).
Esta estadística nos confirma que la mayoría de estos escritores suicidas poseían una larga trayectoria de inestabilidades mentales; unos desde la infancia, personas que han pasado por clínicas y hospitales cotidianamente, otros por alcoholismos, depresiones, manías depresivas, problemas psicosexuales, conductas obsesivas, compulsivas, comportamientos histriónicos (trastornos de la personalidad) o antisociales y síntomas de esquizofrenia. y en su mayoría consumían ansiolíticos, barbitúricos, etc. Evidentemente han sido víctimas del divorcio que imperaba entre las emociones y el razonamiento. Tener miedo, sentir tristezas, avergonzarse, alegrarse, sentir felicidad, sentir infelicidades son emociones desarrolladas durante el crecimiento de las personas. Estas cargas emocionales condicionan a la persona para afrontar la vida, y esto se debe según los estímulos que cada uno haya recibido para desarrollar estados de ánimos o desánimos. La repuesta científica de los desvíos mentales, la emitieron diversos profesionales científicos. Famosos neurólogos afirmaron ante cualquier palabra emitida el cerebro emite descargas emocionales. Un equipo de científicos “del Instituto Karolinska de Suecia ha encontrado una relación entre la creatividad y la salud mental. En concreto, los investigadores constataron ciertas similitudes entre el nivel de receptores de dopamina en el cerebro de las personas más creativas y el de los esquizofrénicos, en un área cerebral conocida como tálamo, y que se encarga de filtrar la información de los estímulos en su camino hacia el córtex cerebral. En las personas mentalmente sanas, esta similitud tendría como consecuencia la capacidad de generar muchas relaciones de ideas para la resolución de problemas, pero, en los esquizofrénicos, provocaría la generación de relaciones de ideas simplemente extravagantes”.

Todos los seres que actúan enalteciendo la vida, evolucionan produciendo una limpieza de su cuerpo físico. Una suerte de caridad para sí mismo y para su lector. La mejor manera de vulnerar las efluvias de la mente, del sentimiento y del pronunciamiento (lenguaje), son expresiones de materia espiritual, razón por la cual los escritos deben ser para dar vida, ser positivos, optimistas.  Recopilé más de un centenar de escritores que han tomado la decisión de suicidarse, entre los cuales registra a: Alfonsina Storni, Horacio Quiroga, Leopoldo Lugones, Mariano José de Larra, etc. etc. etc. La mayoría de las obras de estos escritores están sustanciadas en pesimismo, desesperanzas, desconfianza, suspicacia, etc.
Las cosas malas que le sucede al ser humano, le pasa porque genera cosas negativas, nocivas. “Comen y beben su propio juicio”. Extracto de las página 10, 11 y 12 del libro citado. ISBN 978-987-29960-2-4

martes, 11 de octubre de 2016

http://elblogdeguillevega.blogspot.es/tags/andacollo/

martes, 4 de noviembre de 2014

Con la palabra de Dios tendrás alegrías, felicidad y paz
En los escritos sagrados hay vida

martes, 23 de septiembre de 2014

ESCRITORES SUICIDAS

ESCRITORES SUICIDAS

Los escritores que han determinado suicidarse, en ese momento no estaban conscientes de sus actos. La carga negativa de sus escritos los indujo inconscientemente a recibir lo mismo. Cada cual, según sus obras, comerá y beberá su propio juicio.

¿ES PELIGROSO SER ESCRITOR?

Personalmente creo que sí, si no tenemos conciencia del poder que genera escribir, estamos a la suerte de Dios. Tanto el pensar como el hablar, posee el poder y el potencial de multiplicarse. El escribir forma un decreto, cuyo contenido esta subordinado a la materia espiritual del pensamiento.

El filosofo riojano don Dionisio aizcorbe aseguró "Ser escritor no es ningún mérito, si ello no va dirigido a cooperar, si no tiene la honesta intención de ayudarse a sí mismo, al prójimo, y a toda la humanidad".

Antes de escribir debemos tener pleno conocimiento de su poder espiritual. Cuando se escribe se esta usando energía espiritual. El escrito es una transcripción espiritual, no material; material es la tinta, el papel o muro electrónico.

Todo escritor debe conocer (tener conciencia), que el contenido de su obra es una acción muy determinante (de mucha responsabilidad) para su vida. Lo que escribe puede cambiar su vida, tanto para mal como para bien.

 “La razón de tu vida eres tú mismo, tu paz interior es tu meta en la vida” (Aristóteles)

Los hombres (materiales) dominados por su mente física, no tienen mucha experiencia y sentido de la verdad. Ellos tienden a transmitir o defender valores humanistas en cada situación de la vida diaria. En cambio los hombres con inteligencia espiritual conocen la verdad de la vida y eso les garantiza sanidad, felicidad y paz.

¡Oh si ellos tuvieran tal corazón que me temieran, y guardaran siempre todos mis mandamientos, para que les fuera bien a ellos y a sus hijos para siempre!” (5; 29 Deut.).

Trabajar (pensar) para poseer y defender bienes materiales, no acredita felicidad ni paz 

La vida es un eco, todo regresa. Todos los hombres tenemos poderes, cuando éstos poderes están en consonancia o armonía con Dios, se transforman en "vida".
 "Nunca te dejaré; jamás te abandonaré" Hebreo 13; 5

La verdad espiritual no puede ser cuestionada o regañada con la verdad mundana (física). La verdad mundana es relativa, la verdad espiritual es absoluta.

El pensamiento a medida que va creciendo en conocimientos espirituales va recibiendo “cargas”, inteligencias positivas.

Nuestro interés se debe centrar en una mayor inteligencia espiritual y esto se logra permaneciendo en el amor.
La verdad absoluta la posee el pensamiento positivo; este es el pensamiento que nos da vida. Un nivel de inteligencia espiritual que tiende a recibir información de Dios, del mundo espiritual bueno, y siempre será compatible con lo bueno e incompatible con lo malo, lo negativo. 

Todo pensamiento crea y forma vida exterior, posee capacidad para dar “vida” a la vida, y la capacidad para dar muerte. Tanto el lenguaje como el escrito, son activos, poseen acciones que crearán reacciones.

A este propósito se refieren Las Sagradas Escrituras “No contamina al hombre lo que entra por la boca, porque lo que entra por la boca va al intestino y luego pasa a la letrina, lo que contamina es lo que sale de la boca” (San Pablo y Mateo 15; 11) Recordemos que las palabras, antes se forman en nuestros pensamientos, y antes de nuestros pensamientos se forman en nuestros sentimientos. Necesariamente debemos disciplinar nuestras emociones. 

“Pedid y se os dará”, “Todo aquel que pide recibe” (Mat. 7,7) El acto de pensar, es peticionario, razón por la cual necesitamos “domar” nuestros pensamientos; los pensamientos se doman practicando y generando amor. El ejercicio del amor desarrolla mente (inteligencia) positiva.-


COSECHARÁS LO QUE SIEMBRAS

Insisto las acciones de pensar, hablar y escribir son energías generadas que recibirán incuestionablemente reacciones adversas o favorables, según sea la calidad de aquellas acciones.

Si en alguna ocasión hablas mal de los demás, utilizando constantemente palabras malsonantes (maldiciones), es porque estás viviendo una vida egoísta sin pensar nunca en los demás y ayudar a nadie, si te enfadas con todo el mundo y te muestras regularmente agresivo, la ley de la vida te devolverá exactamente eso: insultos, que hablan mal de ti, que nadie te quiere ayudar y que todo el mundo se comporta agresivamente contigo. Atraerás en tu círculo de amigos personas negativas, agresivas, enfadadas y egoístas (¡como tú!).

En cambio si tu siempre ves lo positivo en los demás, hablando de una manera constructiva evitando palabras malsonantes (maldicientes), y si también ayudas a los demás y compartiendo lo tuyo, mostrándote amable, simpático (alegre) con la gente, se acercaran a ti, el mismo tipo de gente, simpáticas, alegres y con buenas intenciones, sentirás halagos de ellos hacia ti, te ayudarán y compartirán contigo, amor, risas y buenas ondas, un círculo de amigos de personas positivas, generosas, amables y con buen humor.

De ti depende. ¡Tú decides!
Cada cual comerá y beberá su mismo juicio

Es como la misma acción de diezmar. Cada uno recibirá lo que da.